48 Un espejo en cada Historia de la Urbe

por Carlos Ortiz

Son 8 los espejos que componen la más reciente cinta dirigida por los emergentes Hermanos Forte, Vicente y Carla. Y los espejos no sólo revelan algo de nosotros mismos; si alcanzamos a desenfocarnos del egocentrismo y concentramos la vista en otros planos, podemos estudiar la dimensión en la que estamos y los elementos que nos rodean. Podríamos incluso desde nuestra perspectiva, a manera personal y subjetiva, reconocer los espacios transitables, tantear lo inmediato, sacar conclusiones y sentirnos un poco menos vulnerables.

En las 8 breves pero intensas miradas hacia la realidad del inmigrante latinoamericano en los Estados Unidos que se presentan durante la película, se observa más que la lucha rutinaria por la búsqueda del sustento y de la persecución materialista del vagamente definido “sueño americano”. Con esa tácita premisa de fondo, claro está, cada uno de los protagonistas (que son todos) representa un punto de partida distinto (étnico, generacional, nacional, socio-económico, personal); éstos fluyen por cauces diferentes y comparten el delta transitorio del limbo apátrida, justo antes de desembocar en el nuevo océano que bañará – y en algunos casos, ahogará – sus vidas.

La cruda realidad de la ciudadanía de segunda clase es, entonces, el gran y único lugar de encuentro entre las trayectorias paralelas de estas Historias de la Urbe. Los elementos y circunstancias que envuelven a nuestros personajes son tan únicos y propios, que aún cuando ellos intenten avanzar en direcciones o hacia objetivos similares, conforman más que un homogéneo rebaño de ingenuos, más que un ejército de marcha uniforme e incansable; la urbe, en este caso jugando un papel ambiguo, como escenario y co-protagonista, agrupa y lo contiene todo, pero en sus redes laberínticas es cómplice también, atando a más de uno con el mismo hilo, propiciando encuentros y desencuentros y exponiéndolos también a toda suerte de herramientas tanto para el progreso, como para la auto-destrucción.

Dale click a la imagen para ver (previa inscripción) Historias de la Urbe en Indieflix

Como en un cínico juego de selección natural, las mejores y peores características humanas transpiran a través del largometraje. La solidaridad, el apoyo y la unión colectiva se ven abrumadas por momentos ante el egoísmo, el prejuicio, la vanidad, el oportunismo, y la mezquindad que hacen presa tanto de agresores como agredidos.  Las personalidades, anhelos, contratiempos, esperanzas y desilusiones nos reflejan algo propio a todos los que hemos habitado alguna vez una gran ciudad, con sus encantos y demonios; ya que, bien sea como partícipes o como testigos, anfitriones nativos o huéspedes foráneos, algo dentro de esta narrativa lo hemos experimentado en alguna medida, desde algún ángulo.

Los Forte – dos jóvenes hermanos venezolanos radicados actualmente en Miami, quienes además de dirigir con un ínfimo presupuesto, también escribieron el guión de esta auténtica y ambiciosa propuesta – intentan transponer al filme las más esenciales e intrincadas situaciones humanas no sólo desde su natal Caracas, sino desde la realidad cuasi-universal de las urbes del hemisferio. Y he allí la intención de abarcar las diversas perspectivas. No son espejos aislados. Si observamos con detalle durante el curso del viaje a todas las partes activas y pasivas de cada una de estas historias y podemos visualizarlas luego en un plano abierto, en la interconexión, los espejos de Historias de la Urbe se convierten en algo mayor: nos brindan un caleidoscopio.

 

 

License

Nagari #1 Copyright © 2011 by Proyecto Setra. All Rights Reserved.

Feedback/Errata

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *